miércoles, 9 de noviembre de 2016

Los efectos secundarios de la vida.

Decides:
Empezar de cero.
Dejar atrás aquello que no te retenía, pero te hacía avanzar a un ritmo que no era el tuyo.
Descubrir la salida de aquel laberinto por ti mismo.
Dejar que los detalles, antes ignorados, cubran todos y cada uno de tus sentidos.
Pensar un poquito más en ti y dedicarte más tiempo.
Sonreír cuando te mires al espejo.
Darle importancia a lo que realmente importa.
No planear un futuro y que la vida te sorprenda.
Caminar hacia tu destino, en lugar de correr.

Y son esas decisiones las que te hacen olvidar los efectos secundarios de la vida.
Decides ponerte bajo la lluvia, cerrando el paraguas, porque sabes que el resfriado es el efecto secundario de haberte sentido vivo y real durante unos instantes.


Resultado de imagen de bailar bajo lluvia gif tumblr

jueves, 13 de octubre de 2016

La ventana de un tren.

Lentamente el vaho va expandiéndose sobre la ventana del tren. El exterior se vuelve difuso, sólo adivino las siluetas de los edificios. De pronto veo a alguien observándome, me sorprendo, no me lo esperaba. Yo también le miro sin miedos ni vergüenza, incluso con un poco de atrevimiento. Hacía tiempo que no le veía, que no me detenía a pensar cómo le iría la vida, que no le miraba de verdad. Qué difícil es hacerlo. Tengo tantas preguntas; si ha luchado por lo que quería, si ha cumplido lo que un día prometió, si ha encontrado ese amor con el que soñaba en su juventud, si es feliz. Inconscientemente sonrío y me pongo los auriculares. La música suena y le sigo observando, sé las respuestas aunque él no me diga nada y me hace feliz. Es mi reflejo ese conocido lejano que ha crecido, madurado, amado y soñado tan rápido que no se ha dado cuenta. Nuestros ojos se empañan levemente y le doy la contestación que no se atrevía a darme. Dibujo con el dedo un " Sí :) " sobre él, un sí fuerte, radiante y sincero.
Y es que no hay mayor verdad que la que se dicen los ojos cuando se miran... En la ventana de un tren. 


Resultado de imagen de ventana de un tren gif tumblr

lunes, 10 de octubre de 2016

"Lo he conseguido".

Qué difícil es entrar en el mundo laboral. 

Estás en esa etapa en la que has terminado tus estudios y no tienes experiencia en ningún trabajo. Deseas poder desarrollarte profesionalmente en lo que has dedicado tanto tiempo y esfuerzo estudiando pero, claro, piden experiencia laboral de varios años o hay colas kilométricas para ese puesto en el que sólo lo puede ocupar una sola persona. Aún así, se trate del sector que se trate, todo empleo viene de maravilla en los tiempos que corren, sobre todo, para formarte tanto personal como profesionalmente y coger esa experiencia que todos te exigen.

A pesar de que sea algo frustrante, nadie va a venir a tocar a tu puerta para regalarte nada. Hay que salir a la calle, echar tu CV en mil y una tiendas o empresas porque, tal vez, sea en ese último esfuerzo e intento donde llegue la oportunidad que estabas esperando. Y aunque todo lo veas negro, eres tú quien te pone las pilas, quien tiene que motivarse para coger fuerzas y seguir adelante por un futuro con posibilidades de tener una buena vida, no vale rendirse. Esa es la chispa de la vida; no hay metas sólo salidas donde, en el trayecto, hay retos y aventuras que te harán crecer y sonreír por todo lo que vas logrando sin detenerte, conociéndote a ti mismo.

Qué difícil es ser mayor, pero qué bonito es poder decir “lo he conseguido”.

Resultado de imagen de esfuerzo

domingo, 3 de julio de 2016

1 piano & 200 velas

Se adentra la noche mientras nuestros pies nos guían hacia una desembocadura de arte y belleza. Un pequeño lugar donde se respira magia: estrellas en el cielo, un acueducto romano, un piano y doscientas velas. No hace falta nada más que observar para hacerme sentir mil emociones al instante.
De pronto, el gran pianista David Gómez, se sienta lentamente frente al piano. La noche y las velas hacen de ellos dos siluetas perfectas, unidas para crear maravillas. Al sonar la primera nota de la primera pieza, un escalofrío recorre mi cuerpo, sus dedos van deslizándose sobre las teclas tan fácilmente como respirar. Incluso, más tarde, nos sorprende tocando un acordeón y el piano a la vez. "¿Cómo es posible?", nos preguntamos, sin embargo nadie conoce la respuesta, sólo sabemos que él lo hace posible. La mezcla de los dos instrumentos más el sentimiento del pianista era una fusión indescriptible.

Y es que hallarme aquí, observando su imagen, hace que me olvide del mundo aunque haya personas a mi alrededor. Me hace sentir la belleza de las pequeñas cosas y agradecer los momentos en los que vivo de verdad, aunque esté sentada en una silla en silencio. Solamente se requiere dejarse llevar, escuchar y sentir.

Al fin y al cabo, cuando amas algo de verdad, por mucho que intentes explicarlo... Es inexplicable.

lunes, 29 de febrero de 2016

Estarás siempre a salvo.

Hay veces en las que necesitas detenerte y hablar contigo mismo, para charlar con ese ser interior que hace tiempo que no visitabas.
Te hace tanta falta escribir como respirar. Tus manos se aferran a esa salvación, a un lápiz y papel, para no morir en la mar. Allí donde se encuentra tu único y verdadero yo, donde ni las olas más bravas pueden hundir tu barco, pues está fabricado de un material irrompible; el de tus pensamientos. Subido a ese navío sabes que, por más que intenten bombardearte, estarás siempre a salvo.


jueves, 30 de julio de 2015

Es un instante.

Miras hacia arriba y observas un inmenso e infinito cielo de estrellas. Cierras los ojos y te dejas llevar por el sonido incesante de las olas. No piensas en nada, ni en el ayer ni en el mañana, sólo en este instante.
Un instante en el que ves estrellas fugaces y pides un deseo. Un instante en el que entrelazas tu mano con la persona que hay a tu lado y es como tener cientas de ellas en tu interior.

Es un instante, y no quieres que acabe nunca.

Resultado de imagen de estrellas gif

miércoles, 8 de julio de 2015

Piedras al mar.

El sonido del mar la envolvía. Las gaviotas volaban de aquí para allá. Inspiraba lenta y profundamente aquel aire tan puro que le iba llenando los pulmones.

Paseaba suavemente sus dedos por la arena, dibujando finas líneas que terminaban creando un dibujo, aunque no lo miró. Se encontraba absuelta en otro mundo, perdida en un mar de problemas que poco a poco le fueron ahogando y, en ese instante, quiso terminar con aquelllo. Cogió un bolígrafo que llevaba en su mochila, trozos de papel y gomas elásticas. Había ido allí para sacarse los problemas de dentro. Jamás había utilizado aquel remedio que su abuela le dijo cuando era una cría y, aunque nunca había creído en esas cosas, decidió que era el momento de probar. Puso un trozo de papel sobre una piedra mediana y escribió su mayor angustia, atándolo con un par de gomas para que no se escapase y la tiró con fuerza al mar. Fue realizando este proceso hasta que su corazón, sorprendentemente, se sintió libre por completo. Sentía cómo el mar se llevaría la tinta escrita en cada papel y, con ello, cada uno de sus problemas. Sin pensarlo, se tiró de cabeza al agua y flotó, sonriendo por primera vez tras mucho tiempo.

Su abuela tenia razón, podía flotar y sonreír por encima de sus problemas y preocupaciones consiguiendo, al fin, que nunca la alcanzasen de nuevo.